Los Cuerpos Solares

(Mensaje supremo de Navidad 1967 – 1968, 16 de 25)

Publicado también bajo el título: Sabiduría Gnóstica.

Cuando el Cristo vino a nosotros, la mujer era botín de guerra y se la vendía en el mercado como fruto de placer. Cristo sacó a la mujer de aquel destino impuesto por los hombres, con los siglos el hombre perdió la sabiduría de la castidad, y el resultado lo vemos por todas partes, por doquier nacen despropósitos, muchas madres aventajan a los animales teniendo cinco, seis, siete y más hijos al tiempo hasta el extremo que hoy el hombre le teme a su propia producción y trata de destruirla.

Los estadistas y economistas del mundo al igual que los gobiernos tienen el temor de que se les acabe la poca comodidad lograda por la ciencia contemporánea y nos hacen creer que dentro de algunos años la protuberante natalidad valiéndose de la mujer actual nos complicará nuestro sistema de vida y Hoy la ciencia sin religión dio vida a una pastilla que controla la natalidad valiéndose de la mujer y en este trato el hombre sólo hace de enfermero y consejero, con todo ello a vuelto la mujer a ser sitio de placer. Ayer se le dio trato de esclava y botín de guerra, hoy con las pastillas se le da garantía para que comercie con su cuerpo sin temor y se le da libertad para que destruya a su propia progenie. El hombre está haciendo consigo lo que no ha sido capaz de hacer con las plantas ni con los animales. ¿Por qué no imitar las mejoras logradas con las simientes de plantas yanimales?

=

Publicado en 1.967

=

1º edición Colombiana

=

Portada original de la edición 

RECOMENDADOS

TAMBIÉN TE RECOMENDAMOS LEER